Siempre he creido que el conocimiento de la música nos hace ser mejores personas, por eso te agradecería que difundieras este blog entre tus amigos.Juntos conseguiremos que este mundo sea mejor y más humano.

domingo, 12 de febrero de 2012

Claudio Arrau

Claudio Arrau nació en Chillán, Chile, el 7 de febrero de 1903, era hijo de don Carlos Arrau y de doña Lucrecia León. Su madre fue su primera maestra. Con sólo tres años y medio, Claudio tocaba pequeñas obras de Mozart y aprendía a leer música antes que a leer y escribir. A los cinco años ofreció su primer recital en el Teatro Municipal de su ciudad natal.
El pequeño Claudio asimilaba conocimientos musicales con una facilidad y rapidez extraordinarias. Su capacidad para leer música y comprenderla de inmediato, provocaba el asombro en los profesionales de la música. Su madre lo llevó en 1911 a Santiago, donde visitaron al Presidente de la República y a miembros del Congreso, ante los cuales Claudio exhibió sus admirables dotes. En 1910 le fue entregada una asignación económica del Gobierno de Chile para financiar sus estudios a Alemania.
En Alemania la pianista chilena Rosita Renard, puso a Arrau en contacto con el renombrado maestro Martin Krause, discípulo directo de Franz Liszt, quien, a su vez, fuera discípulo de Carl Czerny, alumno del propio Ludwig van Beethoven. Después de escucharlo el maestro Krause le dijo a doña Lucrecia: "Este niño será mi obra maestra". Mientras estudiaba en el Conservatorio Stern, bajo la dirección de Krause, Arrau, a los once años, estaba ya imbuido en los "Estudios de Ejecución Trascendental", de Liszt. En la estricta y reservada Academia germana, el jovencito provocó el mismo revuelo que en Chile, al demostrar su sensibilidad musical y su férrea voluntad para estudiar sin concederse descanso. Al poco tiempo fue llevado a diferentes ciudades europeas, en todas las cuales sus recitales y conciertos fueron aclamados con entusiasmo. En 1918, fallece M. Krause. Arrau le profesaba profundo afecto y reconocimiento no solamente por cuanto de él aprendió de la música y del instrumento, sino, además, por la cultura general que le transmitió paralelamente.
En 1920, a los 17 años, Arrau debutó con la Filarmónica de Berlín bajo la dirección de Karl Muck. En 1921, viaja a Chile y una multitud lo recibe. Cabe destacar que a los 22 años, Arrau vuelve al Conservatorio Stern, pero ahora como Profesor.
Foto de su niñez
Durante los años siguientes, gana un premio tras otro y en 1927 llega su consagración definitiva al obtener el Gran Premio Internacional de Piano, en Ginebra. En la década del 30, viaja por todo el mundo y ofrece conciertos bajo batutas tan célebres como las de B. Walter, E. Kleiber, y W. Furtwaengler. Cumple hazañas tales como tocar, en Berlín, toda la música de J.S. Bach para el teclado en doce sesiones; las Sonatas de Mozart en cinco recitales, Las Sonatas de Schubert y toda la producción pianística de Chopin. Haciendo gala de su prodigiosa memoria, ejecuta en Viena, en recitales sucesivos, los 48 Preludios y las 48 Fugas de "El Clavecín Bien Temperado" , de J.S. Bach.
En 1938, Claudio Arrau contrajo matrimonio con la mezzo-soprano Ruth Schneider, con la cual tuvo una hija, Carmen, y dos hijos: Mario y Christopher.
En 1941 Arrau se traslada a Estados Unidos. Por aquel entonces, el Maestro da un promedio de cien representaciones anuales.
En 1943, inaugura en Nueva York la "Academia Claudio Arrau" con su colaborador Rafael de Silva. Bajo su guía pasan también pianistas chilenos: Mario Miranda, Alfonso Montecinos, Edith Fischer, Galvarino Mendoza y Enna Bronstein.
Entre 1950 y 1980, Claudio Arrau es requerido por los Sellos Grabador es para grabar más de cuatrocientos discos. En el ínterin, efectúa giras por todos los continentes. Participa en el Festival de Mayo, en Praga, donde la cortina debe abrirse 28 veces porque la concurrencia no cesa de ovacionarlo.
Las alturas alcanzadas por Arrau en los terrenos de la música, son atribuibles no solamente a sus dotes naturales y al talento con el que llegó a este mundo, sino a su voluntad férrea, a su estoica disciplina, a su voracidad por el saber y a su amplísima y profunda cultura general y dedicación al estudio de la Historia y de las etapas y estilos en los que las vidas de los geniales maestros cuyas obras interpreta se desarrollaron. Arrau escudriña partituras en sus originales, examina los testimonios sobre las composiciones y analiza las referencias extramusicales.
Su manera de tocar el piano parte de un poder extraordinario de relajación muscular y de su poderosa capacidad de concentración. Arrau emplea todo el cuerpo y logra integrarlo al instrumento en una asociación que lo coloca en un plano superior al de la fatiga física. Es difícil encontrar, en toda la Historia del Arte, una carrera más extensa y rica en conquistas artísticas, así como también de reconocimientos consagratorios. Pero el prodigio de Claudio Arrau, por sobre todas las cosas, ha sido posible por su humildad inveterada e inalterable que lo mantuvo siempre alejado de cualquier forma de vanidad.
El repertorio de Arrau, muy vasto, abarcaba desde Bach hasta los autores contemporáneos, pasando por Mozart, Beethoven, Liszt, Schubert, Chopin o Debussy. Arrau no sólo fue uno de los más destacados pianistas del siglo XX, sino también uno de los últimos continuadores de una tradición interpretativa que hunde sus raíces en Franz Liszt: aquella que considera el virtuosismo técnico únicamente como un medio para servir a la música, y no como un fin en sí mismo.
Claudio Arrau León falleció en Mürzzuschlag, Austria, a los 88 años, el 9 de junio de 1991. Sus restos descansan en el Cementerio Municipal de Chillán la ciudad que lo vio nacer.
Concierto nº 5 para piano y orquesta "Emperador" de Beethoven
Concierto nº 4 para piano y orquesta de Beethoven
Sonata Waldstein de Beethoven

20 comentarios:

  1. Arrau también tuvo como alumno al pianista chileno Roberto Bravo, que dice ser "la reencarnación de Franz Liszt".

    ResponderEliminar
  2. Roberto Bravo se salta las partes dificiles de los conciertos para piano, además es muy temperamental, lo que hace que se equivoque muy seguido y para salir del paso, toca esas partes a su modo. Esa falta de disciplina lo aleja de ser un maestro, es más Claudio Arrau lo sabía, por eso, en un principio trato de acercárcele pero al tiempo, cuando se dio cuenta que era muy chanta para ser maestro, no lo pesco nunca más y no le tenía ninguna consideración.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy malo como pianista.

      Eliminar
    2. Efectivamente. Son pocas las grabaciones de obras difíciles que se le conocen. Alguna Balada, el segundo Scherzo de Chopin, algún que otro vals... pero pocas polonesas, ningún estudio de Liszt, Rapsodias Húngaras, Conciertos de Rachmaninov, estudios, preludios... Sencillamente no tiene técnica para eso, y un sonido muy duro. No siento ninguna aficción a criticar efusivamente sin conocer, he escuchado muchas de sus interpretaciones pero confieso que practicamente ninguna me ha gustado.

      Eliminar
  3. ROBERTO BRAVO ES COMO PIANISTA A LO QUES TITO BELTRAN COMO TENOR... OSEA MEDIOCRES

    ResponderEliminar
  4. Un gran maestro interpretativo,,, lamentablemente nunca creo nada,, todo eran obras de otros grandes músicos compositores. Un gran músico maestro debe tener creatividad y técnica,, Arrau solo fue gran técnica interpretativa,, solo eso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. CREO QUE TU COMENTARIO DEMUESTRA QUE NO TIENES IDEA DE LO QUE HABLAS. ARRAU Y OTROS PIANISTAS MAESTROS SON ""INTERPRETES"" Y NO COMPOSITORES. DIFUNDEN OBRAS DE ARTES PARA QUE TU Y EL MUNDO LAS SCUCHEN Y NO PASEN AL OLVIDO

      Eliminar
  5. La mayoría de compositores de música clásica nunca fueron músicos, y la mayoría de los grandes músicos rara vez fueron compositores, así que no se de hablas.
    La música clásica no es como la basura moderna que hasta un tonto del culo es capaz de componer y tocar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. debes de estar bromeando, Bach, Mozart, Beethoven, chopin, Listz, la lista continua ..., como hacían entonces, una cosa es interprete/musico y otra cosa compositor/musico

      Eliminar
  6. me da la impresión que los comentarios anteriores son casi todos de compatriotas de Arrau, es decir, wns chaqueteros que jamás han hecho y creado nada, Arrau esta entre los grandes del siglo XX. Un poco mas de orgullo por lo chileno, hasta cuando!

    ResponderEliminar
  7. Un gran musico sobre todo! de los pianistas que han existido, el mejor musico.

    ResponderEliminar
  8. Claudio Arrau fue el 1er artista en grabar un compact disc, que fue el disco con los 14 valses de Chopin para Phillips, que pertenece a su última etapa, pero tuvo también una etapa de virtuoso y en el año1941 grabó la Variaciones Goldberg de Bach, grabación que nunca se publicó porque fue boicoteada por Wanda Landowska, quien con posterioridad quiso hacer lo mismo con Glenn Gould, con la diferencia que gould había interpretado la obra en público y éste reclamaba la grabación. lo sorprendentees verificar que la versión de Arrau en poco o nada se diferencia de la de Gould y es una pieza de colección hasta hoy! Para muchos Arrau es el pianista más grande de todos los tiempos, después de Liszt, claro!Óscar Olavarría Aqueveque, Chile

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy interesante ese dato. ¿Podrías proporcionar las fuentes para indagar un poco más?

      Eliminar
  9. ¿por qué dices "los 14 valses de chopin"? Me parece que Chopin compuso más de 14, aunque la cantidad es dudosa, por lo menos 18 se dan por seguros, aunque suelen grabarse 19.

    ResponderEliminar
  10. Pocas veces en la Historia de nuestra Patria los políticos han hecho algo tan notable como Reconocer un talento y becarlo...tan niño, una gloria para Chile, su discografía es variopinta y extensísima, si bien creo que en Beethoven y Liszt está lo más sublime de sus interpretaciones, los maestros de los cuales se impregnó, nadie se le asoma a los talones en Chile y hasta Barenboim o la Argerich con lo magistrales que son no lo alcanzan, de los pocos comparables serían Horowitz, Kempff o Rubinstein, aunque puede que se me escape alguno.

    ResponderEliminar
  11. Comparar a Claudio Arrau con Roberto Bravo es un crimen musical imperdonable. Ninguna persona que tenga minimos conocimientos de piano se atreve a rebajar a Claudio Arrau, el Dios del piano, al nivel de Roberto Bravo.

    ResponderEliminar

Dime qué te parece este pianista